Consume pescado de manera segura

Portada Consume pescado de manera segura

Consume pescado de manera segura

02 abr 2020

Tradicionalmente durante la Semana Santa, es normal que nuestro consumo de pescados, crustáceos, camarones, langostinos, entre otros, aumente considerablemente. Sin embargo, al ser alimentos que requieren de un cuidado especial, hemos preparado para ti las siguientes recomendaciones para que no expongas tu salud ni la de tus familiares.

¿Dónde comprar?

  • Adquiere los productos en lugares reconocidos y de confianza. 
  • Verifica que el establecimiento se encuentre limpio, sin olores desagradables ni presencia de plagas o animales domésticos. Igualmente, que los materiales de las paredes, pisos y techos sean resistentes, cuenten con acabados en colores claros y materiales lisos que faciliten su limpieza y desinfección. 
  • Comprueba que los productos sean almacenados en neveras o congeladores con el fin de mantener la cadena de frío, así como, medidas de protección para impedir la contaminación y manipulación por parte de los compradores.
  • Observa que las personas encargadas de su manipulación mantengan buenas prácticas higiénicas y utilicen indumentaria limpia, incluido gorro (cofia), tapabocas y guantes.
  • Para garantizar su adecuada conservación, los pescados y crustáceos deben estar exhibidos en refrigeradores con abundante hielo, que los cubra completamente, manteniéndolos en temperaturas entre los 0 y los 4°C.  Si se encuentran exhibidos en congeladores, revisa que cuenten con instrumentos de medición que aseguren una temperatura mínima de -18 °C.  
  • Por último, verifica que estos alimentos se encuentren separados de otros productos como pollo o carnes.

Observa antes de comprar

Para asegurarte que las condiciones de cualquier producto son las adecuadas, es de vital importancia que siempre analices detalladamente sus características, por ejemplo:

Pescado fresco

Infografía Pescado fresco


  1. Los ojos deben ser esféricos, saltones, brillantes con la córnea cristalina y la pupila de color negro brillante, nunca opaca o grisácea. Por ningún motivo deben estar turbios, es decir, hundidos o con la córnea de color blanquecino.

    Pescado en bandeja

  2. Las branquias o agallas deben estar cerradas y húmedas, deben tener un color vivo (rojo o rosa según su especie). En cualquier caso, el color debe ser brillante e intenso, NUNCA descolorido, amarillento o marrón.
  3. La piel debe estar limpia, brillante, tornasolada y resbaladiza, NUNCA pegajosa. Cuando el pescado está fresco, la piel se separa con dificultad de la carne.  Por lo general las escamas deben ser abundantes y difíciles de retirar, ten en cuenta que, si al pasar el dedo por encima se caen muchas escamas, el pescado no está fresco.

    Pescado abierto

  4. La carne debe ser firme y elástica. Al presionar levemente con los dedos, la piel debe regresar a su forma original; si el dedo queda marcado, es signo de que el pescado no está tan fresco.

    Escamas de pescado

  5. La carne no debe desprenderse fácilmente.
  6. La telilla que recubre la cavidad abdominal debe estar limpia y brillante y debe ser suave al tacto.  El corte de la carne debe ser liso y brillante. 
  7. La sangre de la cavidad abdominal debe ser roja y brillante. Si presenta color marrón, está en mal estado.

    Pescado abierto
    Pescado abierto

  8. El pescado fresco huele poco. Si percibes un olor fuerte parecido al amoniaco, es signo de que el pescado no está fresco.

Pescado seco

El pescado seco debe tener un color amarillo uniforme, sin manchas rojizas o verdosas ni olor a amoníaco. Siempre debe estar empacado, debidamente rotulado y tener registro sanitario.
 

Pescado seco sostenido por hombre


Filete de pescado seco


Mariscos

  1. Tanto la carne interior como la corteza exterior no deben presentar manchas negras, deben estar húmedas, suaves y ligeramente firmes. No deben ser resbaladizas al tacto.
  2. Aquellos productos de la pesca que tienen caparazón (como la langosta, la jaiba y el camarón) deben ser duros y flexibles al tacto.
  3. Las tenazas del cangrejo, jaiba y langosta deben regresar a su posición original al estirarlas.
  4. El camarón debe mantener la cabeza y patas firmes al cuerpo, sin presentar anillos negros o grisáceos en la superficie del cuerpo. No deben presentar rupturas y la cabeza debe estar bien adherida.
  5. En el caso de las almejas, verifica que las conchas estén completas y bien cerradas.

Productos de la pesca envasados y pescados enlatados

  • Lee el rotulado del producto empacado y verifica que cuente con registro sanitario y fecha de vencimiento vigente. 
  • Observa muy bien que las latas no presenten hendiduras, abombamientos, ni óxido.
  • Al destaparla, no debe desprender gases ni olores extraños.

Evita comprar pescados que tengan escarcha o cristales de hielo ya que puede significar que han estado almacenados durante mucho tiempo o que fueron descongelados y congelados nuevamente.

Al comprar varios productos de la canasta familiar, los pescados y productos de la pesca deben ser los últimos que escojas. De ese modo mantienes su refrigeración y evitas el desarrollo de bacterias que ponen en riesgo la salud.

Después de adquirir estos productos, guárdalos en tu refrigerador o congelador tan pronto como te sea posible para evitar pérdida de frío.

Almacena y congela

  • Asegúrate de mantenerlos en el congelador y sepáralos de otros productos. Los pescados y moluscos deben estar separados y envasados en recipientes adecuados (recipientes con tapa, bolsa plástica o de aluminio).
  • Nunca los ubiques cerca a otros alimentos listos para el consumo.
  • Si los almacenas en el refrigerador, debes consumirlos en el menor tiempo posible. No más de un (1) día. 

¿Cómo descongelar correctamente?

Para descongelar pescados o crustáceos, déjalos en el refrigerador durante la noche. Si necesitas descongelar rápidamente, ponlos en una bolsa plástica sellada e introdúcelos en agua fría. En el caso de cocción inmediata, descongélalos en el horno microondas.

 

¡NUNCA COMPRES PESCADOS EN LA CALLE!

No compres pescados que se encuentren exhibidos fuera de un refrigerador o congelador
 

Pescado en cubeta


Venta de pescado callejero


Denuncia la comercialización de pescado en mal estado, o cualquier otra irregularidad que percibas, a través de la página web del Invima www.invima.gov.co en la sección Atención al ciudadano > Peticiones, quejas, reclamos y sugerencias, o siguiendo este enlace. También puedes escribir al correo electrónico contactoets@invima.gov.co



* Campaña realizada en colaboración con la Federación Colombiana de Acuicultores - FEDEACUA