Medidas para restaurantes y plazoletas de comida, enfocadas a la reducción del riesgo de contagio por COVID-19 en Colombia

Portada Medidas para restaurantes y plazoletas de comida, enfocadas a la reducción del riesgo de contagio por COVID-19 en Colombia

Medidas para restaurantes y plazoletas de comida, enfocadas a la reducción del riesgo de contagio por COVID-19 en Colombia

22 mar 2020

Los restaurantes y plazoletas de comidas que durante el periodo de aislamiento nacional decidan continuar prestando sus servicios, deben desarrollar e implementar un plan de mitigación del riesgo que asegure condiciones higiénicas óptimas al momento de recibir materias primas, elaborar, almacenar y comercializar sus productos. Este plan deberá reforzar el sistema de trazabilidad de las materias primas utilizadas y de los productos elaborados. 

Para los establecimientos que no operan bajo el enfoque de control de peligros, el plan deberá enfocarse a la aplicación de principios de análisis de peligros y control de puntos críticos. 

Algunas de las acciones que debe incluir, son:

  • Garantizar la limpieza y desinfección de los utensilios de cocina, emplatado  y menaje, por medio de la utilización de productos desinfectantes que estén autorizados para entrar en contacto con alimentos. Debe asegurar que durante su uso se cumplan las recomendaciones entregadas por el fabricante en las etiquetas o la ficha técnica del producto; en caso de no contar con estas sustancias, se puede acudir al uso de otros procedimientos que cumplan el mismo objetivo. 
  • Garantizar la protección permanente de los alimentos durante su exhibición, mediante el uso de películas plásticas, papel de aluminio, tapas, vitrinas, entre otros.
  • Minimizar el contacto y manipulación directa de los alimentos dispuestos en los autoservicios y espaciar los periodos de atención, con el fin de evitar aglomeraciones. Se aconseja mantener una distancia de un metro entre las personas.
  • Garantizar la ventilación permanente de las áreas de preparación, servido y consumo de los alimentos. Además, ventilar después de cada servicio, salones y comedores abriendo las ventanas.
  • Después del servicio, se deberá realizar limpieza y desinfección de las superficies, máquinas dispensadoras, perillas de puertas, mostradores, mesas y en general, cualquier superficie que haya podido entrar en contacto con los clientes, manteniendo los protocolos de limpieza establecidos. 
  • El personal del restaurante deberá recomendar a sus clientes el lavado de manos, antes y después del consumo de los alimentos, y disponer de las condiciones y elementos necesarios para esta práctica. Se recomienda la utilización de avisos alusivos. 
  • Se sugiere el uso frecuente de desinfectantes de ambiente en áreas de preparación, servido y consumo de los alimentos.
  • Se debe evitar la concentración de personas en el establecimiento y respetar, sin excepción, la capacidad prevista del espacio de atención.
  • Se sugiere al establecimiento promover la venta de los alimentos para llevar, en lugar de realizar su consumo en el lugar.
  • En los centros comerciales, grandes superficies y plazas de mercado que cuenten con plazoletas de comida, los administradores serán los directos responsables del seguimiento y confirmación de procedimientos de limpieza y desinfección frecuente de áreas y elementos de uso común (baños, mesas, sillas, contenedores y recipientes de basura, etc.).