Prótesis Mamarias

Portada Recomendaciones para profesionales de la salud respecto a pacientes con prótesis mamarias.

Recomendaciones para profesionales de la salud respecto a pacientes con prótesis mamarias

15 abr 2019

Antes de realizar una mamoplastia de aumento los prestadores de servicios de salud deben brindar información clara y oportuna al paciente sobre el procedimiento y los riesgos del mismo, permitiendo así que tenga expectativas reales y una mejor toma de decisiones, de manera consciente e informada.

El rol de los profesionales de la salud es primordial para fomentar el autocuidado en los pacientes, y de esta forma aportar a la salud pública del país con ciudadanos informados y capaces de evaluar sus opciones responsablemente.

Recomendaciones para profesionales de la salud respecto a pacientes con prótesis mamarias:

  1. La institución médica debe estar habilitada para prestar servicios de cirugía estética por la Secretaría de Salud del Departamento y/o Municipio.
  2. Al adquirir los implantes mamarios, se debe solicitar el número del registro sanitario y verificarlo en la página del Invima, en la opción consulta registros sanitarios. Esto para garantizar al paciente que este dispositivo médico se encuentra autorizado para ser comercializado en Colombia.
  3. Verificar en la página web del Invima que no exista alerta sanitaria emitida, informe de seguridad o retiro del mercado de los implantes mamarios que se vayan a utilizar.

  4. Los implantes mamarios deben ser estériles, flexibles, biocompatibles y una consistencia parecida a la de un seno natural que se adapta durante la cirugía.

  5. El cirujano debe proporcionar al paciente las instrucciones sobre cómo monitorear los implantes mamarios durante toda su vida e informarle sobre el cuidado de los mismos; dado que el estilo de vida, las actividades deportivas o la sobreexposición mecánica accidental, pueden generar complicaciones adversas.

  6. Las citas médicas de control son importantes para valorar el proceso de implante. Así mismo, realizar anualmente las pruebas de imagen necesarias (ecografía o resonancia magnética) para monitorear el estado de las prótesis.

  7. Entregar la información de trazabilidad de los dispositivos (tarjeta o ficha del implante) al paciente para que en caso de gestión (diagnóstico, tratamiento y seguimiento) de algún evento adverso por parte de un profesional de la salud diferente, se pueda reportar de forma correcta al Programa Nacional de Tecnovigilancia con la siguiente información:

    • Nombre y modelo el producto.

    • Número de lote o serie.

    • Nombre y dirección del fabricante.

    • Nombre de la institución donde se realizó la implantación y fecha de la misma.

  8. Cualquiera de los eventos adversos citados a continuación, que surjan antes, durante y después del procedimiento de implante, debe ser reportado al Programa Nacional de Tecnovigilancia, a través de la página del Instituto, en la opción Tecnovigilancia:
    • Identificación del paciente.
    • Número de registro sanitario.
    • Arrugas u ondulaciones del implante.
    • Asimetría: cuando los senos son desiguales en apariencia en términos de tamaño, forma o nivel del seno.
    • Contractura capsular:
      • Endurecimiento del área del seno alrededor del implante.
      • Dolor que requiere analgésicos narcóticos.
      • Exudado del gel.
      • Infección, síndrome de shock.
    • Tóxico: cuando durante la cirugía de implante mamario las heridas se contaminan con bacterias u hongos.
    • Lesiones o daños iatrogénicos: cuando ocurren nuevas lesiones o daños al tejido o implante como resultado de la cirugía de implante, (Inflamación, hematoma, enrojecimiento, irritación).
    • Ruptura del implante mamario: cuando hay un desgarre o agujero en la cubierta externa del implante.
    • Seroma: la acumulación de fluidos alrededor del implante mamario.

El profesional de la salud debe actuar inmediatamente y reportar si el paciente experimenta algunos de los anteriores problemas de salud.

A tener en cuenta

  1. Los implantes mamarios que sean retirados o explantados, deben ser descartados o destruidos.
  2. No reutilizar o reesterilizar las prótesis mamarias para ser implantadas.
  3. Desarrollar un plan de tratamiento individualizado en coordinación con el equipo de atención multidisciplinaria del paciente.
  4. La vida útil de los implantes es de 10 años.
  5. Si los implantes son removidos pero no reemplazados, el paciente podría experimentar cambios en sus senos naturales tales como formación de hoyuelos, marcas, arrugas, pérdida de tejido mamario u otros cambios indeseables.
  6. Si hay pacientes con seroma de peri-implante persistente y de inicio tardío debe ser evaluado citológicamente el líquido del seroma con coloraciones de Wright, Giemsa y pruebas de inmunohistoquímica de bloque de células para marcadores de diferencial (CD) y linfoma quinasa Anaplásico (ALK) para descartar linfoma anaplásico de células gigantes de la variedad de implantes mamarios.

Referencias